Miércoles 16 de Enero de 2019. República Argentina.
Youtube
Carolina Burwam. 
Sábado 15 de Diciembre de 2018 12:12

Tiene 18 años y gracias al apoyo de sus padres sordomudos, brilla como patinadora artística

Carolina Burwam vive en Turdera y se representa al Juventud Unida de Llavallol. Ganó el Panamericano en Colombia y quedó quinta en el Mundial de Francia.
Foto(s)
Un camino de sacrificio y humildad es el que desanda Carolina Burwan (18), la vecina de Turdera que se abre paso en el mundo del patín.

Desde los tres años se entrena en el Club Juventud Unida de Llavallol y ahora lo representa internacionalmente. Su conquista más reciente fue el Torneo Panamericano, que se disputó durante septiembre, en Colombia. “Salí campeona y subcampeona en las disciplinas que compito: escuela y libre”, explica Carolina. Además, obtuvo el 5° y 11° puesto en esas disciplinas en Francia, cuando se lució en el Mundial de patín en el mes de octubre. “Era mi sueño ir, y estoy contenta porque pude demostrar todo lo que sé. Era muy difícil llegar a esas instancias”, dice.



La cosecha deportiva a lo largo de su carrera como patinadora es grande. En cinco años obtuvo cinco primeros puestos y cinco subcampeonatos, entre otros logros. Además, se la pudo ver en competencias tanto en Sudamérica, como en Europa. “Estoy muy conforme”, admite.

Pero no siempre fueron sonrisas, ya que la ex alumna de la Escuela N°3 de Turdera vivió casi todas sus victorias sin la presencia de sus padres en la tribuna. “Mis papás son sordomudos y siempre fue complicado el tema económico en mi familia”, confiesa Carolina y agrega: “Mi mamá pudo acompañarme una sola vez a una competencia cuando era chica”. Sin embargo, ellos siempre estuvieron. Para poder costear los viajes para las competencias, tanto nacionales como internacionales, su familia organizó bingos y sorteos. “Me apoyan de una manera increíble”, destaca la patinadora.

El club que la vio nacer y el Municipio de Lomas también enviaron su ayuda. “Me apoyaron un montón”, dice. El año pasado recibió la distinción “Orgullo de ser de Lomas”, entregada por la Comuna y fue homenajeada en el Concejo Deliberante lomense. “Estoy muy contenta por haber sido reconocida”, expresa Carolina, que entrena 36 horas semanales con un objetivo siempre presente: mejorar y perfeccionarse.

Mirando hacia adelante, solo se vislumbran desafíos. El próximo año, la vecina de Turdera debutará en la categoría de mayores frente a competidoras de diferentes edades. Además, se encuentra a la espera de la ansiada lista de jugadoras clasificadas para las competencias internacionales de 2019. “Hace dos semanas fue la revisión técnica y nos evaluaron. Es complicado, pero me tengo fe”, cierra.
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan.
Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de minutorioja.com.ar, los textos que violen las normas establecidas para este sitio serán eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.
Nombre:
Comentario: