Lunes 24 de Junio de 2019. República Argentina.
Youtube
POLICIALES 
Martes 18 de Diciembre de 2018 09:12

Un femicida denunció que guardias del penal de Ezeiza lo violaron con un palo de escoba

Lucas Azcona, el asesino de la estudiante chilena Nicole Sessarego Bórquez, aseguró que fue atacado por agentes después de defender al "Pata" Medina de una golpiza.
Foto(s)

Lucas Ariel Azcona, el hombre que fue condenado a prisión perpetua por haber asesinado a la estudiante chilena Nicole Sessarego Bórquez, denunció a través de su abogado que guardias del penal de Ezeiza lo violaron con un palo.

El ataque habría ocurrido después de que el femicida fuera testigo de una supuesta golpiza contra el gremialista Juan Pablo "Pata" Medina por parte de agentes del Servicio Penitenciario Federal.

"Los voy a denunciar a Derechos Humanos", les habría dicho Azcona a los agentes después de una presunta agresión contra el sindicalista que está preso desde septiembre de 2017 acusado de asociación ilícita, extorsión y lavado de activos.

De acuerdo a la denuncia de Medina, todo comenzó cuando reclamó atención médica ya que tenía fuertes dolores en el pecho.

Ante la advertencia de Azcona, según relató su abogado, Jorge Borgo, los guardias fueron brutales con él. El detenido denunció que lo metieron en su celda, lo encandilaron con una linterna y lo violaron con un palo de escoba.

Según pudo conocer el diario Clarín, la denuncia fue presentada en la Justicia Federal de Lomas y quedó a cargo del juez Federico Villena, que ordenó allanar el pabellón C del penal.

Tras el operativo, las autoridades encontraron un palo de escoba y un calzoncillo, ambos ensangrentados.

A pesar de haber presentado la denuncia, Azcona no quiso ser revisado por los médicos que puso a disposición la Procuración Penitenciaria de la Nación. TN.com.ar se comunicó con el Servicio Penitenciario Federal, pero el personal consultado evitó confirmar o negar la agresión contra Azcona.

El crimen de la estudiante chilena

El 15 de julio de 2014, temprano a la mañana, el cuerpo de Nicole Sessarego Bórquez fue encontrado por un chico que iba al colegio. La habían dejado tirada en el hall del edificio de Don Bosco al 4100, en Almagro, donde vivía. Tenía 11 puñaladas y le quedaron las llaves en la mano.

La clave de la investigación fue la decisión del juez de instrucción Luis Zelaya de dar a conocer a través de los medios los videos de diferentes cámaras de seguridad de la zona, que aquella madrugada llegaron a captar todo el acecho y el seguimiento que Azcona hizo de Nicole desde que la chica salió de la estación Castro Barros del subte A hasta el lugar donde fue asesinada.

Al ser publicadas las imágenes de las cámaras, la hermana de Azcona lo reconoció como el culpable y se lo comentó a su padre, quien lo entregó a la Justicia.

Finalmente, el Tribunal Oral en lo Criminal 15 porteño lo condenó en 2016 a prisión perpetua por "homicidio doblemente agravado por alevosía y femicidio".