MinutoRioja -Sergio Casas no fue: Los Gobernadores dejan sola a Cristina Kirchner en el Partido justicialista
Lunes 26 de Agosto de 2019. República Argentina.
Youtube
Cristina Kirchner candidato. 
Martes 14 de Mayo de 2019 18:05

Sergio Casas no fue: Los Gobernadores dejan sola a Cristina Kirchner en el Partido justicialista

La reunión sucedió este martes en la sede del PJ Nacional, la ex presidenta se mostró acompañada de muy pocos mandatarios provinciales y sin los referentes del Peronismo Alternativo. Mira el vídeo.
Foto(s)
Video(s)


La fractura del PJ no solo se hace notar en la provincia de La Rioja a nivel nacional, este medio día la ex presidenta de la nación Cristina Fernandez de Kirchner se mostró junto al presidente del partido, José Luis Gioja, el hombre fuerte de la CGT, Hugo Moyano, el ex ministro Alberto Fernadez, entre otros.

En el encuentro estuvo presente el referente de Cristina en La Rioja, el ex Gobernador Beder Herrera y también participó la actual Gobernadora de Catamarca, Lucía Corpachi. 

Desde el oficialismo, más precisamente desde cambiemos mostraron su alegría y tranquilidad cuando no se vieron presentes en el encuentro los principales mandatarios provinciales como por ejemplo el actual Gobernador de Córdoba Juan Squiaretti  quien viene de obtener una victoria en su provincia con más del 50% de los votos. 

Las ausencias dejan en evidencia la fractura que sufre hoy el PJ y con muy pocas posibilidades de lograr un acuerdo para sumar a los dirigentes "dueños de los votos" que obviamente en esta foto no aparecen, porque simplemente decidieron no participar. 

En la provincia de La Rioja la situación no es muy distinta, los dirigentes caminan por separados las diferentes calles mostrándose como candidatos de la unidad pero por detrás todos saben que los egos masculinos y femeninos cada vez son más dificiles de controlar.

Algunos apuntan al ala radical que asesora al actual Gobernador Sergio Casas, que no  estuvo presente en el encuentro con Cristina, para dilatar la decisión a propósito poniendo al Justicialismo al borde de la derrota en las próximas elecciones que increíblemente  todavía no tienen fecha.