¿Cuándo saldría la vacuna del coronavirus y cuánto faltaría para la cura?

La empresa estadounidense Moderna ha anunciado nuevas noticias con respecto a la vacuna de COVID-19.

La pandemia del coronavirus no da un respiro prácticamente a ningún país y tampoco a sus economías. A medida que los casos suben en ambos hemisferios, la preocupación aumenta y, sobre todo, la necesidad de una vacuna cura que solucione todo, o al menos ayude a aligerar la situación.

Esto le urge a la población en general para evitar más muertes a las miles ya registradas alrededor del mundo y, desde luego, a todas las industrias a fin de reactivarse y no seguir acumulando pérdidas económicas. 

¿CUÁNDO SALE LA VACUNA?

Coronavirus 1

Se trata de una gran carrera a contrarreloj entre numerosas naciones, correspondientes gobiernos, farmacéuticas y cuerpos médicos. Es decir, los recursos públicos y la iniciativa privada juntos por un móvil común. No sólo por una causa benéfica para la sociedad, sino por los billones que significará para sus arcas a quien logre desarrollarla. De momento varios han alzado la mano, pero pocos cuentan con los fondos para intentarlo.

A cinco meses de haberse originado la cepa en Wuhan, se han producido alrededor de 125 candidatos a vacuna. Conforme a un reportaje de El País, hay ocho tipos según las partes del virus que incluyen: a partir del virus en sí (inactivados y atenuados), de otros virus (replicativos y no replicativos), del material genético (ARN y ADN) y de las proteínas (subunidades y partículas similares al virus). 

Las que son a partir del virus parten del virus mismo, pero alterándolo a fin de debilitar su acción infecciosa o inhabilitarla por completo. A las de virus inactivados se emplea calor o sustancias químicas como en las de la gripe, polio o rabia. En las del virus atenuado se amortigua a través de pases sucesivos en cultivos celulares como en las de sarampión, paperas, rubeola o varicela.

Las de mediante otros virus introducen en la célula el ácido ribonucleico (ARN) para que engendre las proteínas de la espícula (una especie de esqueleto) y el sistema inmune las localice. En los replicativos se modifica genéticamente un virus, como el del ébola, para que se multiplique. En los no replicativos se usan virus 'tocados' con el objetivo de que sean incapaces de reproducirse.

Las de a través de material genético meten en la célula directamente el material genético del coronavirus para formar la proteína de la espícula y el sistema inmune responda. Al igual que en las no replicativos, ninguna posee un antecedente, por lo que son las más experimentales de todas.

Según la organización, en el escenario más positivo se podrían tener las primeras dosis para septiembre del 2020; en el peor habría que esperar hasta finales de año en diciembre.

Comentarios

No nos hacemos responsables de los comentarios de las personas.



Cargando...

    Dejamos tu opinion