Miami analiza un plan híbrido de reapertura de escuelas que combina clases presenciales y virtuales

Las clases volverán el 24 de agosto y se estima que ese será el método para hacerlo. Las autoridades anunciarán el plan oficial a fines de mes

A medida que el sur de la Florida continúa con su reapertura, hay un gran elefante en la sala del que poco se habla: los estudiantes. Mientras los negocios ya funcionan casi normalmente, las playas reabrieron y se pretende captar turistas para el verano, los más chicos siguen sin asistir al colegio.


Por el calendario escolar en Estados Unidos -entre septiembre y junio del año siguiente- apenas inició la pandemia en el mes de marzo se decidió cancelar las clases e informar que los estudiantes no volverían a las aulas al menos hasta el próximo curso lectivo.


En el condado de Miami Dade hay más de 356 mil estudiantes en el sistema de escuelas públicas, componiendo de esta manera el cuarto distrito escolar más grande del país. Hoy esos niños están en sus hogares porque las escuelas este año no abrieron las colonias de verano (las privadas y las que ofrecen las municipalidades si han abierto). Pero la gran pregunta es qué pasará con el comienzo del nuevo año lectivo al final del verano boreal.

Gema Carrillo, vocera del sistema de escuelas públicas de Miami-Dade, confirmó a Infobae que si bien las clases comienzan el 24 de agosto, el sistema de escuelas deberá estar activo desde el 27 de julio. Es que consecuencia de la cancelación de clases presenciales durante el último trimestre, muchos estudiantes se retrasaron en la currícula.


No todos tuvieron acceso a la tecnología suficiente como para seguir las clases de manera virtual. Y si tuvieron, no todos se adaptaron de la misma manera. Es por esto que los responsables de cada escuela ya han confeccionado listas con los nombres de los estudiantes que requieren apoyo extra por haberse atrasado, y para esos niños las clases empezarán el 27 de julio.


El programa fue denominado “Asegurando Oportunidad para la Recuperación Académica” (SOAR por sus siglas en inglés) y, según se indica en la página web del sistema de escuelas, “proporcionará a los estudiantes oportunidades de lectura de verano, remediación, recuperación de créditos/cursos y servicios de curso escolar extendido; proporcionar preparación de exámenes virtuales y clases de tutoría”.


La mayor incógnita es si tanto esas clases como las que tendrán lugar a partir de agosto serán en persona o virtuales. El superintendente de escuelas de Miami-Dade, Alberto Carvalho tiene hasta el 24 de junio para presentarle el plan a la junta escolar que lo podrá debatir y modificar hasta el 27 de junio.


El alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez. Foto: REUTERS/Marco Bello
El alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez. Foto: REUTERS/Marco Bello

Según lo trascendido, y hasta lo publicado en la página del sistema de escuelas, lo que Carvalho tendría en la cabeza es un sistema híbrido. En rueda de prensa la semana pasada, Carvalho explicó que una de las mayores dificultades que están enfrentando es como lograr disminuir el número de estudiantes por clase para poder asegurar distanciamiento social. Por un lado, el superintendente ha declarado que están estudiando el uso de áreas como las cafeterías y los gimnasios para establecer aulas allí. Eso es parte de lo que llaman la “eficiencia del diseño operativo de las escuelas”. Pero como esto seguramente no sea suficiente, corre con fuerza la versión que indica que habría un sistema híbrido entre lo presencial y la educación remota.


Por lo trascendido, se cree que los niños serían divididos en diversos grupos a los que una semana les tocarían tres días en las aulas y dos días en casa, mientras que a la semana siguiente sería al revés.


Si bien no han confirmado los pormenores, en un documento distribuido públicamente el sistema de escuelas asegura que se exigirá a alumnos y profesores el “uso de equipos de protección personal según sea apropiado; controles diarios de temperatura antes de ingresar a autobuses escolares y edificios escolares; informes de enfermedad por parte de los estudiantes y sus familias y empleados; requisitos de vacunación; protocolo de higiene personal que incluyen horarios obligatorios de lavado de manos y apoyos sociales, emocionales y de salud mental para estudiantes”.


En el vecino condado de Broward (que incluye las ciudades de Fort Lauderdale, Hollywood y Hallandale) tampoco hay un plan firme, pero según reportan medios locales, tendrían en mente un sistema híbrido similar al que se está contemplando en Miami-Dade, donde además se le pediría a los estudiantes de secundaria que realicen el cien por ciento de sus clases de manera remota.

Comentarios

No nos hacemos responsables de los comentarios de las personas.



Cargando...

    Dejamos tu opinion