Presunta cura milagrosa para el COVID-19: la hierba tradicional artemisia

Políticos africanos elogian un remedio a base de hierbas como la cura para la COVID-19. Su eficacia no se ha demostrado. Pero los primeros resultados apenas están en camino.

Durante semanas, el remedio natural Covid Organics, una bebida herbal basada en la planta de artemisia, se ha hecho muy popular en el continente africano. El presidente de Madagascar, Andry Rajoelina, presentó este fármaco a fines de abril. Covid Organics combatiría el coronavirus e incluso curaría la enfermedad COVID-19. Políticos se unieron a los elogios de este remedio milagroso. Mientras que organizaciones internacionales instan a actuar con cautela.  

La artemisinina, ingrediente activo de la planta artemisia, se ha utilizado en la lucha contra la malaria. Científicos del Instituto Max Planck de Potsdam investiga si este componente realmente se puede utilizar para combatir el coronavirus.

Este es uno de los primeros estudios científicos que investiga la función de esta sustancia en relación con la COVID-19, dice Peter Seeberger, jefe de este estudio, a DW. Según Seeberger, cada año más de 300 millones de pacientes reciben medicamentos a base de artemisinina. "El ingrediente activo tuvo éxito combatiendo otras enfermedades", explica el químico. Por ejemplo, hay informes que ratifican la efectividad de la artemisinina frente al primer coronavirus, SARS.

La investigación es un beneficio

En un laboratorio de alta seguridad, científicos de Alemania y Dinamarca realizan pruebas para analizar cómo la artemisinina actúa frente al virus y cuál es su efectividad para combatir la COVID-19. Sin embargo, todavía no está claro si el medicamente se puede utilizar de manera preventiva o como un agente terapéutico. "Actualmente estamos investigando en ambas direcciones", dice Seeberger.

Los científicos esperan tener resultados a fines de mayo. Si se descubriera que la artemisinina es efectiva, se tendrían que llevar a cabo estudios clínicos en humanos. Pero si las investigaciones dan resultados negativos igual sería una ganancia, ya que aclararía la situación, explica Seeberger.

Claridad de la que carecía el presidente de Madagascar, Andry Rajoelina, cuando presentó Covid Organics. Rajoelina se refirió a los experimentos realizados por científicos malgaches. Pero no pudo proporcionar la evidencia.

"Pruebas en algunas personas"

En entrevista con DW, Charles Andrianjara, director del Instituto de Investigación malgache IMRA, habló vagamente de "pruebas en algunas personas" y confío en sus años de experiencia con la sustancia ya que no se conocen efectos secundarios. Esto es difícil de verificar ya que su fórmula se mantiene en secreto.

Debido a la falta de evidencia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que no se consuman medicamentos que no estén aprobados contra la COVID-19. Sin embargo, varios países africanos ya han solicitado este remedio mágico. Tal es el caso de Tanzania, Togo y Chad.

Nigeria, también, se encuentra a la espera de este medicamento. Pero Sani Aliyu, coordinador frente a la pandemia, informó que se distribuirá solo después de que la Agencia Nacional de Administración y Control de Alimentos y Medicamentos lo haya aprobado.

Comentarios

No nos hacemos responsables de los comentarios de las personas.



Cargando...

    Dejamos tu opinion